Un CEO brinda 5 consejos para poder ganar la negociacion del salario que deseas

Un CEO brinda 5 consejos para poder ganar la negociacion del salario que deseas

Bryant Galindo, CEO de Workplace Collaborations.

Existen pocas cosas tan emocionantes como cuando uno concluye la búsqueda de trabajo - ese recorrido despues de brincar todos los aros y finalmente te ofrecen una oferta oficial en la mano para mostrar.

Estás emocionado por tu nueva

Bryant Galindo, CEO de Workplace Collaborations.

Existen pocas cosas tan emocionantes como cuando uno concluye la búsqueda de trabajo - ese recorrido despues de brincar todos los aros y finalmente te ofrecen una oferta oficial en la mano para mostrar.

Estás emocionado por tu nueva responsabilidad y no puedes esperar para poder empezar. Pero hay una última cosa que hacer y es crucial para el éxito de tu carrera que lo hagas bien: Negociar.

No te olvides de este paso. Es muy importante (y tan visto) que he construido mi negocio a travéz de esto:

Como CEO de una compañía de entrenamiento que se especializa en empoderar profesionales a poder negociar, sé que los obstáculos son reales. Rara vez nos enseñan como negociar. Y yo me puedo relacionar con la ansiedad que esto puede generar. Acabas de recibir una oferta y temes que al hacer cualquier solicitud de un mayor pago o mejores beneficios, pueda alejar a tu futuro jefe en el momento en que cierren el trato.

Este tipo de pensamiento nos puede desviar, pero no está tan alejado de la realidad. De hecho, los empleadores siempre esperan que negocies. Aún así, las negociaciones pueden ser tensas, y en especial para los que nunca hemos tenido experiencia en negociar, la experiencia puede ser un poco estresante. Es por eso que el proceso de los 5 pasos pueden ayudarte a negociar mejor. Todo lo que se necesita es un poco de preparación, algo de confianza, y entender que es un proceso de dar y tomar y requiere que todos queden felices. Aquí está como:

1. Haz la investigación :

Hacer una investigación del salario puede darte ventaja en la negociación. Información realista y creíble tiene que usarse como prueba para tu propuesta, ya que tu fututo empleador esperará que sepas cuanto valen tus habilidades y talentos en el mercado.

Servicios como PayScale o Glassdoor generan reportes gratis de salarios para que puedas ver cuanto valen tus cualidades de acuerdo a la siguiente criteria: • Ubicación geográfica • Años de experiencia • Título del trabajo al cual vas a aplicar.

Si eres uno de esos ´´ millennials ´´ con un título ´´cool´´ como ´´ gran hacker´´ o “director de la felicidad” y existe poca información, talvez digas: No hay suficiente información para mi posición, es muy nueva.

Si es el caso, no te preocupes. Puedes negociar basado en como responderías a esta pregunta: ¿Cúal es mi valor y el retorno de inversión de la compañía que voy a traer? Es un poco más difícil negociar desde aquí, ya que requiere confianza y transparencia con tu posible empleador, pero se puede. Si es una empresa que está comenzando probablemente no te vayan a pagar mucho. Pero a como disminuye el riesgo, y se vuelven más exitosos, esperemos que lo hagan. Deberás escribir un acuerdo donde se refleje ese entendimiento. Cambiar las escalas de salario no es algo nuevo. Dado el riesgo que vas a tomar y el poco salario, puede que seas capaz de negociar para la equidad de la compañía. Recuerda, todo se basa en el valor que le traerás a la empresa, y como me gusta decir, todo es negociable.

2. Decide cuál sería el salario mínimo que aceptarías.

Tu investigación definirá tu rango de salario, que también te dirá cual es el monto mínimo que podrías aceptar. Este será tu “punto para retirarte”.

Tu punto de retirarte ancla tus expectativas durante la negociación. Y si el empleador te dice un monto menor a eso, tu trabajo será ver si lo pueden aumentar. Si no funciona, entonces te vas, así de simple. Los empleadores tienen una táctica para saber cuál es el salario mínimo que te pueden ofrecer al preguntarte cual fue tu salario anterior. La lógica es que lo que te pagaban antes por tus cualidades, está en el campo de lo que aceptarías ahora. (Normalmente es un 10% o 20% de lo que te pagaban antes.

La mayoría de las personas creen que tienen 2 opciones para responder a esta pregunta en una entrevista:

Opción 1: “Necesito dar esa información, porque no quiero desventajas y no obtener el trabajo. Hasta podrían pensar que estoy escondiendo algo. “

La verdad es que no estás bajo ninguna obligación de dar esa información. Es tu información financiera que es personal y no debería ser compartida. Mientras que hay algunas excepciones a esto, por ejemplo, si trabajas con comisiones, en el momento en que mencionas esta información, puedes afectar la negocionación.

Opción 2: “La verdad debería de mentir y decir un valor más alto de la realidad, no? De igual manera nadie se va a dar cuenta. “

No solamente es anti ético, pero hasta podría tener consecuencias legales si la compañía se diera cuenta. ¿De verdad quieres empezar tu relación con tu posible jefe con una mentira? Confía en mí, no vale la pena.

En vez de usar alguna de las 2 opciones, Replantéa esa pregunta de nuevo a tu investigación y propuesta de valor, y mientras, te mantienes honesto al decir:

“De hecho, no estoy cómodo dándo esa información. Yo le diré que he estado buscando opciones entre el rango de $50.000 - $60.000 y creo que ese es el valor que yo le daría a la compañía. Hasta ahora creo que eso es perfecto para los dos. Si eso tiene sentido para usted me encantaría seguir con esta conversación y que podamos negociar las particularidades del negocio cuando sea el momento, que dice?”

Prácticamente estás dejando el tema del salario para después. Una vez que recibas la oferta laboral y no haya duda de que quieres continuar, el empleador va a tener todos los incentivos para emprender en una conversación significativa sobre tus requisitos de salarios y beneficios.

3. Conoce con quien vas a negociar:

Una de las primeras cosas que le digo a los clientes es que las personas hacen tratos, no las empresas. La persona con la que estarás negociando, así como las personas con las que has estado conversando durante todo el proceso de la entrevista de trabajo, será en última instancia la persona que dice sí o no a un acuerdo.

Tomemos, por ejemplo, la compra de Disney sobre Lucasfilm y las negociaciones entre bastidores que permitieron que el acuerdo de $ 4,05 mil millones se diera a cabo: "De acuerdo al presidente de Walt Disney, Robert Iger, un famoso negociador en Hollywood, él y Lucas condujeron las negociaciones personalmente, a principios del 2011. Al hablar de la decisión de Lucas de entregar su legado creativo a Disney, Iger le dijo al New York Times: "Había mucha confianza allí".

Esto tomó alrededor de un año y medio para poderse construir. Para Iger y Lucas forjar el acuerdo de mil millones de dólares, la dimensión de las personas de crear confianza en la relación fue lo que finalmente ayudó a sellar el acuerdo. Entonces, ¿qué tiene que ver esto con tu negociación salarial?

Ya sea que estes negociando con un representante de recursos humanos, con tu próximo jefe o con un ejecutivo de la empresa, debes tratar de entender sus limitaciones e intereses dentro de la negociación y crear confianza a lo largo del camino. Algunas cosas para tomar en cuenta:

• Los recursos humanos podrían no tener tanta latitud en términos del salario que pueden ofrecerle, pero podrían ser flexibles con beneficios y beneficios para endulzar el trato.

• Su jefe potencial puede no querer que usted este disconforme con cada detalle de la oferta, pero podría ser flexible en salario y otras ventajas.

• Un ejecutivo podría ofrecer beneficios lucrativos, la equidad en la empresa, y los beneficios de viaje, pero su tiempo es preciado y querrá un trato lo más pronto posible.

Venga preparado y crea esa confianza a lo largo el camino, talvez sea lo que necesites para sellar un acuerdo con el que estes felíz.

4. Recuerda que las negociaciones son como la danza:

Como cualquier otra danza, hay ciertos movimientos que los dos pueden hacer para que la otra persona se vea bien. Una persona va a liderar (lo más probable el futuro empleador) y el otro lo sigue (o sea usted). Deberás venir preparado con diferentes movimientos que dejen a tu pareja líder feliz, pero que también sea satisfactorio para ti.

Piensa creativamente en los diferentes incentivos que tu empleador puede ofrecer. Estos incluyen: Fechas flexibles para empezar, vacaciones más extensas, algún bono, horas de trabajo flexibles, oportunidades de crecimiento, apoyo para continuar estudiando, incentivos de almuerzo o gimnasio.

Si estas buscando empezar con un salario de $65.000, pero tu jefe dice que solo puede empezar con $62.500, corta tus desventajas y mira como puedes crear un puente para el futuro, talvez después de 3 meses de trabajar podrías obtener un bono de $2.500, o un crédito de $2.500 para estudiar, o una revisión de salario cada 6 o 12 meses despues de la fecha inicial. Cuando algo inesperado ocurra, piensa en los incentivos que puedes usar para salir de la negociación satisfecha.

5. Siempre mira el panorama completo:

Has llegado bien largo en el proceso. Recuerda: Tu posible empleador obviamente te hizo una oferta porque te quieren. ¡Que noticias más buenas! Entonces no pierdas tu tiempo o energía discutiendo acerca de las cosas pequeñas que no son importantes para ti, demuestra que sabes de negocios. Una de las peores cosas que puedes hacer es no hacerle saber a tu posible empleador que es lo más importante para ti. Haz una listo de prioridades de más importante a menos importante y dilos en orden al momento de negociar.

Existen solo ciertos movimientos que el otro lado hará en una negociación de oferta de trabajo. Después de una o dos concesiones, lo más probable es que piensen que su trabajo está hecho, y te darán una oferta modificada, así que comienza con los puntos importantes para asegurarte de que tienes la oportunidad de abordarlos.

También debes saber que tal vez no vas a obtener todo lo que querías y está bien. Parte de ser adulto es aprender a confiar cuando se te presenta un buen trato que te ofrezca buenas oportunidades de crecimiento, un buen ambiente y otros beneficios que te atraigan. Aprende a medir por tí mismo lo que es importante, cuándo dejar un tema y cómo mantenerse firme pero respetuoso con lo que quieres.

Tu posible jefe te respetará mucho más si vienes con esta actitud y no recurres al estereotipo millenial titulado que tanto se muestra. Lo que más importa es que el resultado final deje a todo el mundo feliz, incluyendote a ti.

Author
Margarita
12 июля 2017 г.
Наш спецпроект - видеорепетиция собеседования!
Посмотрите видео!
(уже 289 восторженных отзывов!)
Поделиться с друзьями:
Оставить комментарий
Уже зарегистрированы? Войти
Введите e-mail, если хотите получать уведомления о новых комментариях
X

Присоединяйтесь к 209 903 подписчикам Hotwork

и двигайтесь вверх по карьерной леснице, повышайте свою зарплату, изучая наши регулярные публикации

Подписка создана
Ошибка создания подписки, попробуйте позже.